6 de marzo de 2012

Ayer en clase de yoga



Me apura el dolor de las raíces,
el grito extasiado de las novias,
la sombra alargada de los niños,
el pulso ausente  de otros cuerpos.

Me levanto entonces
y  marcho hacia los bordes.
La bruma apenas me deja ver  el agua.
Mi Maestra ejercita en la arena,
la rodean círculos y círculos de perros,
animales  tomando energía
verdadera unión de latidos,
ejercicios del hombre hecho  Luna,
ola, águila, garza,
gigantesco  oso,
imponente sol.



La imagen proviene de  este sitio.

1 comentario:

Cristina dijo...

La gentileza de los animales hechos manos, pies, caderas, bustos.

No discrepo, lo siento.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!