10 de marzo de 2012

Mente y Sentidos



La mirada no alcanza al fin del sendero.
El oído ignora el sonido de la sombra.
La lengua no percibe a la mariposa sobre la uva.
La nariz es ajena a los perfumes del bosque.

Pero la mente recuerda el hogar al final del camino; imagina la música que calla en la sombra, descubre el mensaje de la mariposa en el vino, descansa en los aromas del roble, la tierra, las húmedas hierbas.


La imagen proviene de este sitio.

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!