22 de febrero de 2013

Alcancía en el hielo



Guardo mi dinero en el refrigerador.
Claro. El elefante tiene trastornada la cocina.
El balcón está lleno de niños encumbrando volantines.
Las palabras se han encerrado a fumar en el baño.
El piano insiste en despreciar las monedas.
La  barbies han formado barricadas por la educación laica y gratuita.
La vitrina  de cristal biselado es demasiado pura y  transparente.

Es cierto. Las barbies no son tontas.
Aunque tienen precio como todas las cosas en Chile.
Han abandonado su actitud de  mascotas.
No son un número ni una etiqueta.
No venden títulos en Universidades de juguete.
Ahora quieren humanidades
ciencia emociones
espíritu que ríe en los libros
fuerza en el silencio de Beethoven.




La fotografía proviene de este sitio.

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!