9 de febrero de 2013

Placa de abogado





Me parezco a aquellos abogados
que beben todos  los días
el fin del mundo
en sus cuentas corrientes
aquellos que mienten
con amplias sonrisas
cargan pesados maletines
viven de lo útil
lo urdido
lo conveniente

Me parezco
pero algo me escuda
hay un hipocampo en mi puerta
guía en mi propio laberinto
precisa virtud de la aurora
ser de cristal
honrada presencia del sol.





Hace algunas semanas, comencé a desarrollar este texto  mientras cargaba dos maletines llenos  de expedientes, tal como he visto hacerlo a Relatores y colegas muy ocupados.

Tomé así conciencia de las cargas que implica mi profesión de abogado,  que crecen cuando suman el peso de los procesos al lastre de las ambiciones y las responsabilidades económicas.

Fluidamente asocié esta idea a la de una placa original para mi despacho. Una caja con cubierta de vitral en que destaque la figura de un hipocampo, dotada de luz interior, que ilumine la entrada a mi nueva oficina en Valparaíso.

La caja va  a estar a cargo de  Carolina Gálvez y Pablo Valdebenito.


En la imagen, "Oficina de Abogado", óleo sobre  madera, de Marinus Reymerswale.

Proviene de Wikimedia



No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!