11 de abril de 2013

Enclaves


En mi casa no gobierno el control remoto,
no dispongo el color de las paredes,
no decido el lugar de los muebles,
no tengo autoridad,
ni  voto,
ni llaves.

¿En mi casa?
Yo escribo el color de cada día.
Yo recibo la sonrisa de los niños.
Yo sostengo el poder de las noches.
Yo autorizo el amor de los muebles.

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!