17 de abril de 2013

Julieta esotérica




En cierto sentido
no mentiste.

Dijiste ser Dios
y los jueces decidieron
humillarte en la tortura
y hacerte cargar
el madero de la muerte.

Pero tú ya lo sabías,
escribiste el libro,
ensayaste con Lázaro,
hablaste con José de Arimatea,
empleaste los filtros de Julieta.

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!