29 de noviembre de 2013

Reliquias de Gilgamesh





Los restos de Gilgamesh  habitan en gotas de lluvia
Apenas unas cenizas  persisten como manchas en el agua.
Nada habla de su Reino.
Sus brazos sosteniendo nuestros cielos.
Su trato con  ninfas.
Su afán de tornarse infinito

Pero Gilgamesh  vuela en un poema
Gobierna como Príncipe de Uruk
Altivo, rechaza a la Diosa de la Noche
Combate y abraza a Enkidu
Vence al toro de las tempestades
Pierde la mirada de su amigo
Retorna al Diluvio
Olvida la bella juventud
Se suicida junto a 80 miembros de su Corte.
Ahora es lodo del Eufrates.








Este texto conversa con el poeta marroquí Mohamed Ahmed Bennís en el siguiente poema:

La cuna de Gilgamesh




Yo lo veía
bajando
secretamente
a la costa
de la eternidad,
rodando
su alma
cubierta por los musgos,
deletreando sus sentidos
a escondidas de la vida.
Y luego se refugiaba en una
montaña azul
que le llevaba sobrevolando
hacia las desilusiones
que crecieron bajo su brazo,
o apenas
resumía sus sueños
en una hierba colgada en su pecho
cubierto por la noche humana.
Después,en un momento,
sus edades se embarcarían
para despertar
en una creación desarmada.




La escultura de Gilgamesh se encuentra en el Luuvre y proviene de este sitio.

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!