22 de noviembre de 2013

Rosas sobre un lienzo blanco





Ahora debo escribir mi  poema.
Ocuparé petróleo.
500 rosas sobre un lienzo blanco.
La Esmeralda hundida en su belleza.
Niños jugando con globos oculares.

Mas tarde, sólo por entretenerme,
conversaré de fútbol con un cisne,
crearé joyas  a partir de la memoria
sostendré la mirada de los Dioses
lanzaré jabalinas
cerraré solemnes puertas
olvidaré su existencia
morirán mis sueños.

Así, cada día,
iré devorando mi ángel,
cargándolo con piedras y deberes
construyendo su tumba en el cemento.



La imagen proviene de este sitio.

1 comentario:

Amando García Nuño dijo...

Así, solo por entretenerse, tu ángel te va devorando, construyendo tu tumba entre las rosas y los folios en blanco

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!