17 de febrero de 2014

Enrique Becerra Soto


Enrique enseñó que la Logia  debe ser hogar
recinto  para compartir con niños
aprender de los  jóvenes
reír junto a amigos entrañables
persistir en el saber
cultivar nuestra luz.

Acudo al hogar
de la querida hermana Julia Ruiz
lúcida, solidaria, perspicaz
sólo la muerte pudo separarla de Enrique
habla en su rostro la conmoción
se hace palpable la ausencia
feroz  acción del destino
octubre derribando su sol.

Estoy en su hogar 
que está lleno de Enrique
sus carpetas y libros
recuerdos de viajes
testimonios de su ser en el otro
alegrías que forjó en tantas y tantos.

Estoy en su hogar y no soy visitante
soy hermano de  ambos
otra llama del mismo fuego
otro sentir en el tiempo.


No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!