24 de febrero de 2015

Anita Albornoz Stevens

 

La mujer que trabaja tiene 90 años y más.
Resume el tiempo en su sonrisa.
Viaja a pesar de su invierno
Posee la limpia actitud de la aurora.

La mujer que trabaja es un abrazo.
Antiguo fuego en el Templo.
Luz que habla en la sombra.
Vida que hereda el silencio

Nuestra huérfana es el viento
Llama en los ojos de Themis
Gota que cubre el océano
Guantes blancos de novia
Fina modestia del sol.



Ayer, a las 7.30 de la mañana,  vi a una anciana caminar con gran dificultad por la calle Von Schroeders de  Viña del Mar.

Era Anita, la secretaria del Colegio de Abogados de Valparaíso, a sus 98 años, una de las trabajadoras más notables de Chile.

Por dos días, la he acompañado hasta la Corte, lugar al que accede con dificultad debido a los escalones del Palacio.

Escribo este poema para  motivar a los abogados viñamarinos,  a que inicien  con buena luz sus mañanas  y lleven a Anita en sus vehículos.

La fotografía de Anita surgió dr mi camara.
La fotografía de Themis proviene de www.wikipedia.org

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!