21 de febrero de 2015

El gigante de Esperanza





                                                                                              A Juan Micelli



Muy cerca ha  muerto el invierno
su tasa de café está rota
y los cristales de su casa
son un extenso silencio.

Nietas y bisnietos cargan su cielo
su horizonte de arquitecto
su amor igualitario
las mañanas benditas por su pan.

¿Quién podrá sonreir como él?
encumbrar a los niños
seducir a una sabia
abrazar al pescador
levantar la ciudad con sus manos.



En la fotografía, el interior de la casa de Juan.



No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!