23 de julio de 2016

De pronto somos otro



Viene el hombre a cambiar.
Perder  el amor por su pueblo.
Borrar la urgencia de un cuerpo.
Dejar la  maravilla del  abrazo.

Y de pronto somos otro.
No el que llora esperando a la madre.
No el estudiante enamorado,
habitante  de Macondo y de Combray.

¿ Y ese amor dónde quedó?
Seguro  ligero en la foto de una boda.
Invisible en ruinas de un cine.
Grave en el rencor.
Casi real en la voz de un poema.


Este texto conversa con Armando Uribe en:




No te amo...

No te amo, amo los celos que te tengo,
son lo único tuyo que me queda,
los celos y la rabia que te tengo,
hidrófobo de ti  me ahogo en vino.

No te amo, amo mis celos, esos celos
son lo único tuyo que me queda.
Cuando desaparezca en esos cielos
de odio te ladraré porque no vienes.

de No hay lugar. Editorial Universitaria.Santiago,1970.






La obra visual es de George Frederick Watts, nuestra a Orfeo  en su rescate imposible de Eurídice,

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!