6 de julio de 2016

Niña maltratada por una mujer mayor




Una bofetada en el rostro le has dado a mi hija

y  su  mirada tan linda  ha  doblegado  tu  asalto.

Con  el puño atacas su cráneo

y sólo  su llanto  responde a tu rabia.

Con tu boca  feroz   maldices su aurora

y su  pulso de amor   es la paz que perdura.



Ay ,  Bernarda Penroz.

Quisiste que Isidora fuera  un ser de odio y ella  se negó a serlo.

Quisiste que traicionara su conciencia  y la niña eligió la textura  de lo  justo.

Quisiste que fuera  cruel  y a sus ocho años,

mi  hija eligió  su verdad,

intuitiva confianza en la ternura,

fortaleza  de su espíritu ante el  mal.



Fuiste golpe y horror  sobre mi hija.

¿ Y qué te queda ahora?

Ya tu alma ha heredado el destino.

Ya el poema  ha marcado tu frente.









No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!