22 de noviembre de 2017

Ligero


Amanecí liviano.
Mi espíritu fue un rayo en la casa.
Animal de fuerza.
Viento rozando la ciudad.

Ningún  metal detuvo mi esperanza.
Eché raíces en la aurora.
Fui zumbido de estrellas.
Un alma liberada de su claustro.

Publicar un comentario

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!