6 de noviembre de 2018

Para Andrea






Suena el teléfono y es mi hija
Trae en su voz el mes de agosto
Sus manos pintando mi alegría
Nuestro rayo en el bosque
Su salto libre hacia mi nombre
*
Soy su padre y ella me bendice
Enseña y yo vuelo en su luz
Bella gigante generosa
Amanecer sagrado
Rayo del bien en mi existencia.
*
Suena el teléfono
y corro a rescatarla del asedio
Con mi escudo la amparo de los golpes
Me quedo a contener su primavera
Escribir sus sueños
Recibir su tibieza
*
Una y otra vez ella me nombra
y viajo hasta el nudo de su pena
La escucho
Soy su refugio y su calma
Su espejo
Voz que responde en el poema
*
El ciclo se repite hasta que fallo
y no desciendo a su tormenta
no alzo mi escudo y mi nombre
no despierta mi ángel
no reparo su tristeza
*
¿Me perdonas Andrea?
Envía tu rayo nocturno
Canta tus rondas de alegría
Pinta los muros de mi aurora
Llámame papá
Amigo
Consuelo
Alma en que brilla tu presencia

Publicar un comentario

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!