18 de noviembre de 2018

Tres horas de caminata


A ciegas corrimos hacia el cielo.
Amanecía y comenzamos el trayecto.
Cruzamos junto a decenas sin hogar.
Entre el hambre de Valparaíso
Basurales
Zonas de máximo hedor.
La intensa presencia del mar.

Dejamos caer nuestra mirada hacia las olas
Recibimos una pepsi en Miramar
Vimos nadadores y lobos
Tortuga de presidentes
El viejo estero
Aquella esquina de catorce norte
Tres horas de charla entre ella y su papá.
Publicar un comentario

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!