12 de marzo de 2010

Alerta de Maremoto en Valparaíso




Estamos en el Almendral,

muy cerca de mi casa de infancia,

a ochenta metros del mar,

cuando un ángel delirante

comienza a mecer los muebles.


La funcionaria reza,

yo escucho

los gemidos de la tierra,

sus vaivenes, su estruendo.


Terminada la audiencia,

una estampida humana

busca refugio en los cerros,

las sirenas cantan

sus señales de miedo,

vehículos de emergencia

anuncian la invasión del mar.


Mi hija, por suerte mi niña está en el campo.


Nuevamente la radio del celular,

alerta de maremoto

entre Coquimbo y Valdivia,

alerta de muerte,

de exterminio, de holocausto.


Sin embargo,

unas muchachas fuman

sentadas en los escombros,

sumidas en sus propios males,

ajenas a tanta revuelta.


La radio cuenta

que a pocas cuadras

el cambio de mando continúa,

en mi alma cesa el peligro,

comienzo a decir chistes,

mientras las multitudes

de lo cerros miran y miran el mar.




La fotografía de Valparaíso es de Sergio Larraín.

4 comentarios:

comun dijo...

Hola!!!!
Animo y vamos CHILE carajo!!!!!!!!!!!!!

Un abrazo de oso.

Isabel Mª dijo...

Fuerza y esperanza amigo Gonzalo para vivir en ese sinvivir. Valparaíso, qué hermosa ciudad. A yer teníais allí a parte de la realeza española mirando el techo por ver si había que salir corriendo. En la calle, las gentes, sí corrían. Qué imágenes.

 Mayte dijo...

Poco a poco Gonzalo...las risas volverán y la calma.

Un abrazo grande.

indianala dijo...

Gracias Gon..
Eres la calma en la tempestad...
Susurro en la luz.
Fuerza CHILE!!
besoos

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!