28 de marzo de 2010

Jaquin y Boaz





En el plano de lo aparente el orden está inverso.

Lo cierto se intuye al revés.

En el plano de lo aparente, las cosas se destruyen,

explotan, se rompen, se vuelven agua.


En el camino de occidente se encuentran las estrellas,

al dorso, en lo profundo, habita la buena luz,

allí se llega desnudo, sin metales, con solo amor.


En el centro hay un océano sin bordes,

allí se bañan y se disuelven las almas,

allí se suman las luces, allí crece el amor.




En la imagen "Bailarinas en azul", Degas.
También allí emplean el espejo.

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!