11 de marzo de 2010

Con la altura de un lucero





Te vas con la altura de un lucero,

alegría sobre nuestra alma dormida,

hay fibras de tu espíritu en cada rostro nuestro,

tu dulzura está en los pinceles del kinder,

los sueños de las madres,

los labios de las quinceañeras,

los ojos sabios de los ancianas,

el secreto silencio del mediodía.


Te fallamos,

nos faltó estatura,

nos sedujo la ambición,

el dinero en la mente, los viajes,

la champaña,

sedas en el cuerpo y carbones en el centro.


¿Cómo retener tu sonrisa?

¿Cómo volver a cubrirnos con tu alma?

Seguros de tu luz, tu honradez, tu cariño.

Seguros de tu palabra,

que es pura y simple franqueza.

4 comentarios:

MORGANA dijo...

Gonzalo,vengo para agredecer tu comentario en mi laberinto..un verdadero placer.
Besos.
Morgana

Isabel Barceló Chico dijo...

Es una lástima que se haya marchado Bachelet. Muy bello el poema que le dedicas. Un abrazo muy fuerte.

La Gata Coqueta dijo...

Le dedicas un poema a una mujer con un cargo político de máxima altura dando a entender que la queríais por su comportamiento, que según están las cosas en el mundo es algo admirable.

A mi personalmente cuando la veía en los medios de comunicación me transmitía paz y serenidad sobre manera cuando daba los comunicados cuando lo ocurrido de la catástrofe.

Una pena que no todo el mundo votase por ella, a ver como se comporta el nuevo entrante.

Un gusto tu paso por el blog.

Un abrazo y feliz semana.

Marí

esteban lob dijo...

Hola Gonzalo:

Gracias por tu visita.

Saludos.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!