15 de marzo de 2010

Sólo el pasado es para siempre




No hay huellas de Dios en mi alma,

sólo hay ángeles que dicen mi nombre,

primaveras que gobiernan mis silencios,

mujeres que sostienen mi mirada,

noches que ocurrieron en secreto.


Todo fue en otro tiempo,

cuando sólo vestía de azul

aún no caminaba sobre el fuego,

aún no me extinguía en tu mirada.


No importa,no hay rencores,

al fin y al cabo,

sólo el pasado es para siempre.



Poema nacido este mediodía en el Bar Inglés de Valparaíso

La imagen corresponde al grabado "Melancolía", de Alberto Durero.

4 comentarios:

Isabel Barceló Chico dijo...

Bellísimo, querido amigo. Encuentras la inspiración en cualquier lado y eso sólo tiene una explicación: que está dentro de tí... Un abrazo muy fuerte.

José Antonio Fernández dijo...

Buen sitio para inspirarse, un bar.
Tal vez te copie la idea pues veo que el resultado lo merece.
Saludos.

Franklin P dijo...

Cuánta razón llevas amigo.

A veces me sorprendo analizando mi próximo paso, no porque me importe a dónde me lleve, sino por la huella que deje. Porque al fin y al cabo, sólo el pasado es para siempre.

Armida Leticia dijo...

Hay talento, y se nota, traes la inspiración a flor de piel.

Saludos desde México.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!