15 de noviembre de 2010

También se desea la tormenta - nueva versión de "fuego de invierno"




El invierno siempre pide promesas,
forma  círculos con humo de tabaco,
oculta una cuchilla de plata
para rajar la seda de sus amantes,
hendir  los poderosos hímenes,
limpiar los bordes  de las certezas.

El invierno nunca miente,
no devuelve llamadas,
nunca  besa en la frente,
jamás busca el perdón.

Cuando llega a las casas,
el deseo festeja e incendia,
venerables  lámparas  se apagan,
ventanas  golpean y estallan
respondiendo  a la fuerza del trueno.

Las amigas
y los espejos renuncian,
las viudas se inquietan,
los jardines  murmuran
palabras que  brillan y engañan.

En los dormitorios
se anuncia con intenso bochorno,
una extraña lentitud en las horas,
un intenso vapor en las almas,
el peso agobiante de aros y esmeraldas.

El invierno,
llamado por  aciagas fantasías,
desnuda con la primera mirada,
desata humedades primitivas,
quiebra  votos de esposas,
ordena estrellas fecundas,
multiplica los  gritos del viento.

El invierno pasa y se extingue,
como tempestad y sueño,
como juventud y belleza.











La imagen proviene de www.film-image.ru

1 comentario:

Vestal dijo...

Intenso, intrigante... como la imagen que acompaña el poema.
Me gustò.

Powered By Blogger

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!