4 de enero de 2011

Nuestras copas




La copa está mostrando sus colores,
desplegando el olor de las moras,
la presencia del  chocolate,
los límites serenos de la madera.

Están también tus manos sagradas,
la primera luz en tus brazos,
tu alma descifrando un cigarro,
un poema cayendo en tus labios.

La copa está quebrada y sin vida,
vacía de todo recuerdo,
astillada  en momentos de ternura,
castrada como aquella memoria.




Poema dedicado a mi esposa.










La imagen es de Dominique Haucmant y proviene de http://frombelgiumwithlove.blogspot.com

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!