19 de junio de 2007

Pamela




Amiga, de qué ciudad viene tu alegría?
Es cierto que huyes?
Te lastiman mis ojos cuando te pienso?

Es otoño en nuestra ciudad
y un oleaje tranquilo me pide tu nombre.
Pamela.... respondo, desde mi pequeño bote azul.
Pamela... repite el océano y los montes nevados
que cada mañana juegan a detener el sol.

Es otoño y el fuego sigue encendiendo la cabellera de tu hija,
los postergados continúan en su presidio de sombras
y a lo lejos:la intensa dulzura de tu alma
aquella pureza que intuyo,
se levanta,
me abraza,
nos hace hermanos
en la misma danza.


La musa de este poema, Pamela Palma, partió desde Punta Arenas para hacerse una con nuestra historia.

Como muchos otros latinoamericanos, tuvo que empacar la Patria en una maleta y buscar su propia vida en otra tierra.

Ahora vive en Montevideo. Allí combina los estudios de historia, la traducción, la escritura y la cocina.

Es la madre de Paloma Suzarte.
Publicar un comentario

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!