3 de julio de 2008

mis hombros





Despierto y sobre cada hombro mío duerme un hada.

A mi derecha, un cuerpo de duende me mira con la alegría infinita de sus seis meses.

A mi izquierda, una mujer de generosa belleza conecta su calor con mi alma.

El amanecer ingresa con sus brazos dorados por la ventana

y unas nubes costeñas obsequian el rocío del mar

y un tren de orejas azules viene a buscar nuestra alegría.






La foto de Isidora fue tomada por Fabiola Naranjo.

7 comentarios:

Claudia Canifru dijo...

La foto se pasó, hermosísima. Y las palabras, como para caminar sobre ellas.

Un abrazo.

alida dijo...

Que belleza, Dios la bendiga
Un gran abrazo para ti y un beso para la niña

Florecita dijo...

Las hadas nacen con la primera sonrisa de un bebé... usté tiene la suya personal... y un corazón grande para amarlas...

Anónimo dijo...

Zalito!!! tuvite una nena? queeeeé??? no me lo puedo creer, que alegría me da saber esto!!!

Que la Diosa Madre la bendiga en toda su vida y que abra sus caminos para que tenga Paz Interior, Salud y una Feliidad indecible.

Todo mi cariño:

Beatrice

Beatriz Eugenia Andrade Iturribarría

Diana dijo...

Que belleza de personita... muchas felicidades, de aquí a la enternidad... con tus amores... besitos

Indianguman dijo...

qué exquisita... en verdad que tienes suerte, tibiecito de amor por ambos lados

Vero Lostberry dijo...

Es hermosísima!
Muy buena foto, y lindas palabras

Saludos

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!