25 de julio de 2010

nuestra fiesta

¿Lo recuerda?

usted que votó para que no sigan los mismos,

para que no sigan robando,

para acabar con las puertas que giran,

porque recibió diez mil pesos

por poner un cartel en su cielo,

porque nadie reconoció sus grandes méritos,

porque ellos saben de economía,

porque el otro indultó a un narco,

porque al fin y al cabo

todo da lo mismo

y es uno el que tiene que trabajar

y sacarse la cresta.


¿Recuerda señor y amiga de viaje

cuál era el slogan de la campaña?

¿Cómo era la frase contra los delincuentes?

Acaso: ¿Se les acabó la fiesta?


Ah, pobre país sin colores,

sin crepúsculo, sin estrellas,

ahora se abre la reja de septiembre

y los espectros comienzan su fiesta,

porque la tortura es sólo un juego,

una forma de defender a Cristo,

las Haciendas, los columpios,

una buena rebaja en los impuestos.


Señor y querida lectora,

hablemos a calzón quitado,

usted pidió el indulto en su voto,

pidió medallas y honores para la DINA,

el ocaso de los volantines,

el exterminio de los libros,

la paz de los malls y el dinero,

el olvido y el otoño de los tiempos.


Vaya y dígaselo a su conciencia,

piénselo cuando vea jugar al Colo Colo

cuando mire el festival

en el Canal del Presidente,

cuando queme este poema,

cuando vuelva a votar por nuestros dueños.


Vaya, no tema,

dígaselo a las viudas

que visitan tumbas en el aire,

a los hijos que imaginan a sus padres,

a las víctimas que votaron por Piñera.


Dígaselo,

total el tiempo lo borra todo,

al final es uno el que tiene que sacarse la cresta,

uno el que vota,

uno el que gobierna su fiesta.







Gonzalo Villar// contribución a 100 poemas contra el indulto

2 comentarios:

Isabel Barceló Chico dijo...

No me es muy fácil comprender el sentido completo de tu poema, puesto que entiendo que tiene una clave interna pegada a vuestra historia reciente (y actual). Con todo, veo que al final hablas de oponerse al indulto e intuyo que se refiere a los criminales que hicieron desaparecer a tantas personas, robaron tantos hijos y asesinaron sin descanso y sin castigo. Estoy contigo, querido amigo. Un abrazo muy fuerte.

Gonzalo Villar dijo...

Querida Isabel: En Chile la gente suele expresar que la política es una mugre, que todos roban y que al final uno debe sobrevivir con sus propias uñas, como una forma de excusarse de cualquier responsabilidad al respecto.

Piñera usó como slogan de campaña la lucha contra la delicuencia, envolviendo tácitamente a las autoridades del gobierno anterior.

Sin embargo, ahora el episcopado católico y los partidos de la derecha abogan `por un extenso indulto con ocasión del bicentenario del primer conato de independencia.

El punto que irrita a gran parte de nuestra comunidad es la posiblidad de que este indulto favorezca a los autores de crímenes de lesa humanidad.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!