4 de julio de 2010

sueños de otros




¿Hay forma de llegar a los sueños de otros?

beberlos como un caldo de cebollas

fumarlos como un cigarro verde

mirarlos en el fondo de las tumbas

en los zapatos invisibles

en los ejércitos que abundan en el aire


¿Acaso poner espejos en la mente?

observarla como a una piedra radiante

como un alacrán de cola roja

como un ciento de flechas

carentes de destino

y de bandera


Acaso perderse en ciertos ojos dulces

y tomar una barca hacia el centro infinito

al lugar lleno de soles

en que saltan y juegan los sueños

allí donde moran las madres

y todo es intuición







La imagen es una reproducción de la obra de Salvador Dalí llamada "Árboles Esfinge de Bikini". Por lo que no sólo trajes de baño surgieron de aquellas explosiones.

2 comentarios:

Tanhäuser dijo...

No hay forma de llegar a los sueños de otros, pero si hay forma de que los otros lleguen a los nuestros.

Calíope dijo...

quizás podamos llegar a los sueños de otros ...fumarlos, beberlos, mirarlos, pero no gozarlos. Bellísimo poema.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!