1 de enero de 2012

Rico y Pobre

El cielo fue mío
lo mismo los océanos
los bordes de todas las orejas
la religión de los puros
la piedra de todos los sueños

Ahora
apenas poseo tu nombre
las manchas de toda tristeza
el pozo que abren las horas
la lluvia de otras mañanas
el polvo que abunda en tu ausencia

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!