21 de junio de 2017

Por nuestros hermanos esparcidos sobre la faz de la tierra y especialmente por los que sufren


En noche de solsticio
nuestro brindis  busca  valles y cumbres
abraza navegantes
besa el rostro  de  enfermos
lleva su magia a las bodas.

Sencilla  música muda
ingresa en salas de tortura
invade cárceles amuralladas
rompe el frío del olvido
disuelve soledades
perdona faltas del espíritu.

En noche de solsticio
nuestro brindis consuela
abre fuentes de trabajo
da su mano al caído
llama hermano al extranjero
llama hermano al oprimido

Sencilla música muda
extiende nuestro lazo a las estrellas
saluda nuestra luz en el jardín
retorna el vino  y  Melquisedec
vuelve a nacer la esperanza.


No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!