20 de junio de 2017

Queen Mab






El viento de los sueños trajo a la Reina Mab.
La diminuta hada hirió con su aguja
la arteria que alimenta mis poemas.
Así comencé a buscarla.
Recordar que la esperaba.
Rescatar su  presencia en almíbar y canela.

Maestra de Merlín.
Magnífica nodriza de hadas.
Tu que maduras el fruto de las vírgenes
y te ríes con hipo  de  los abogados:
A ti reconozco mi deuda.
El beso en la puerta verde.
Las mañanas de Lucero.
Estas nuevas auroras junto al mar.

Los átomos que te conducen.
Mis amigos ahora.
Llevan  mi lenguaje a tu palacio.
Y aunque sea  un bufón  tras Londres y Nicaragua.
Me elevo hacia ti para honrarte.
Celebrar el poder de tu fuerza.
Tu gobierno en el Reino que soñamos.

Regresa Señora   quántica.
Quiero verte en el ágata de un anillo.
Beberte en mi leche de almendras.
Liberarte a mordiscos
desde la mano triste de una muchacha.
Safarte  del trance  a degüello de un soldado.

Reina Mab, cubrí de sal el piso de mi hogar.
Al amanecer, descubro  huellas de tu araña zancuda
y pienso en el Gran Arquitecto
-la forma en que lo ayudas-
tu leche bebida por mi espíritu.
tu soplo audaz sobre las  mentes




No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!