28 de noviembre de 2010

Gracias sol





Gracias sol,
pensamiento que gira en el cielo,
esfera silenciosa del día,
amigo de todas las miradas,
padre del rojo y el azul,
alma que crece en las uvas,
generosa piedra de fuego.

Gracias,
porque he visto tus brazos
tocando las ventanas
de mi pueblo,
abrazando los océanos,
retornando en lancha
de pescadores,
levantando al ego
de su  noche, su engaño,
su oscuro encierro.

Gracias,
porque empujas gotas
que brincan como hombres
hacia el mundo,
liberas al genio
que crece en el pan,
insistes con la claridad
del destino.

Gracias por trascender
a nuestro escaso tiempo,
pertenecer a mínimos y gigantes,
ser nuestro centro y nuestra alma,
fuerza que late  en los sueños.
.
Querido sol,
te veo en el rostro de mi hija
y voy bebiendo de ti,
intuyendo que soy tu música
pequeño oleaje,
red de luz en la Tierra,
hombre con los pies en tu centro,
hombre con los pies en tu sueño.











Este poema es una conversación con la Ceremonia del sol, de Carlos Páez Vilaró.

En la primera imagen, está el rostro de Isidora cargado de sol y en la segunda, podemos apreciar el atardecer en Punta del Este.

En ambos casos, las imágenes corresponden a mi propia mirada.

3 comentarios:

lichazul dijo...

hermosa oda al Sol Invictus

en él la energía es total:)

hermosas las fotos además

Gonzalo Villar dijo...

Sol Invictus. la fuente secreta de la religión católica.

lichazul dijo...


el 25 de diciembre se celebra:)

Powered By Blogger

años y años de blog!!!!