21 de diciembre de 2010

Atrapado






Hay un sentir que me sigue.
Quiero alejarme un segundo y no puedo,
las espadas de su cuerpo lo impiden,
son fuegos  que cubren mi casa,
cantos que atrapan mis miedos.

Quedo como un títere
pendiente de su encanto.
Parezco un niño
o la pequeña tortuga de una fábula
y no un señor de corbatas púrpuras,
algunos expedientes con mi nombre,
temibles serpientes en mi bolso.

Para encontrarla,
sólo me sirven los sueños,
firmes episodios del deseo,
nerviosas medusas de mi pozo,
orquídeas  de labios sexuales,
voz candente  de  mi piel.

Aún no aprendo a estar sin ella.
Por ejemplo: me es imposible
dormir en su cama vacía;
recordar los  personajes de un libro,
marcar con azul  el calendario,
observar un cielo ajeno a sus besos.

En el amor ella es un río,
temporada infinita de caza,
rayo que  vibra en  mi carne.
Yo en cambio, soy un centavo de cobre,
fantasma sentado en una esquina,
ejército  carente de banderas,
nombre de un ser inexistente,
poema de un día sin aurora,
guitarra que vive en sus manos. 





La fotografía de Mona Kuhn se denomina "Lovers" y proviene de http://pixelcreation.fr

1 comentario:

Vestal dijo...

atrapados buscamos una salida..."entretejiendo un universo loco, de caricias, dudas y complicidad"... que al final nos permita de alguna forma ser libres y leales a lo que uno siente.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!