22 de junio de 2011

Espíritu de esta puerta



Miro al norte.
Soy espíritu azul de esta puerta,
habito su mano de hierro,
pequeño mundo
golpeando las tablas,
venerable sur de los bosques,
nostalgia de raíces bajo este cerro.

Asomo en dominios de bronce,
círculo buscando su clave,
pomo como espejo de Escher,
labios besando los sobres,
registro sagrado de un nombre,
lámina como dique del viento.

Soy la tranca soñando en el dorso,
pequeño ojo prudente,
cadena como breve permiso,
agua lamiendo madera,
amplia lectura de almas
al cruzar serenas a este sueño.





Acabo de tomar esta fotografía en el Castillo de calle Diego Portales  esquina Pedro Montt, aquí en Recreo.
Este poema constituye mi contribución solsticial para este invierno.

1 comentario:

Maritza dijo...

Me fascinó este poema tuyo. Ya el sólo hecho de rescatar estos detalles preciosos de los cerros en nuestra región lo hacen especial. No todos ponemos nuestras miradas en ellos. A mi siempre me han fascinado; como las ventanas con gatos y maceteros o la ropa que cuelga desde ellas en cordeles desaliñados, o la que abierta hace bailar su cortina al viento...

Una belleza.

Abrazos miles.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!