6 de junio de 2011

Nuestro Lucero (a Valentina Delgado Muñoz)



Ella es visita y anuncio.
Efímera y permanente.
Suele quedarse como eco  del día.
Es puente entre dos mundos.
Inteligencia en lo oscuro.
Amor claro y sencillo.
Certeza del navegante.
Luz que pasa entre los cuerpos.
Latido de Arauco.
Espíritu en el  horizonte.


No es Dios, es su destello de luz.



La imagen proviene de http://www.redemptionfellowship.org/

4 comentarios:

Maritza dijo...

Gonzalo, corrígeme si me equivoco por favor, estos versos, al igual que otros que escribiste antes, son dedicados a esta pequeñita que fue encontrada muerta en el sur? Ese día que leí el poema anterior, el nombre no lo relacioné, pero hoy pensé que podía ser ella.

De todas formas, es una muerte, y estas siempre son dolorosas, cuesta "aceptarlas",hasta resulta egoísta la palabra...

Entendiendo el sentido de tus palabras, pero sin estar segura de la persona a quienes van dirigidas, te dejo mi abrazo grande para esta jornada.

gonzalo dijo...

Maritza, mi amiga fallecida, estudiante de psicología, murió la noche del sábado al fallar su corazón.

Pao dijo...

Gracias Gon...

Maritza dijo...

Bueno, Gonzalo, gracias por comunicármelo.

ABRAZOS SOLIDARIOS de quien entiende muy bien la ausencia de una amiga...

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!