2 de junio de 2011

Soñé con mi madre en la Corte




Estaba con mi madre en la Corte.

Ella sentada al fondo de una sala.

Su cabello recogido en un moño,

visitada por los benignos rayos de la mañana.

Sus ojos, dos joyas azules.



En el amplio cuarto

hay un abogado canoso,

apenas vivo en su traje gris.

Él la mira sin poder reconocerla.



Ella si lo recuerda.

Le dice, tu pololeabas con Sara,

mi amiga en el Pedagógico,

compartimos paseos,

hermosas fiestas,

algunos trabajos de verano

en el sur.



El rostro del hombre

se llena de memorias.

Dice sí,

la primera de mis esposas

y una nube de alegría

gobierna de inmediato

su universo gris.



Entonces mi madre se pone de pie,

se acerca lentamente a su amigo,

le regala un beso en la frente

y luego el sutil roce de sus labios

sobre su boca.



Tras ese gesto se retira

y yo quedo

enojado y alegre.

2 comentarios:

elisa...lichazul dijo...

evocativo y super sensitivo momento plasmado

besitos y buena semana

Maritza dijo...

Intimista total.
Me encantó. Lo encontré "sereno", a pesar del final...

Besos.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!