9 de junio de 2011

San Epicúreo


Dios usa lo simple y lo puro
múltiples gozos
palabras desnudas y húmedas
placeres que borran nuestra pena.


Este poema conversa con Yanelys Encinosa Cabrera, poeta cubana nacida en 1983. Su admirable trabajo puede apreciarse en http://alascuba.blogspot.com/

EL SÉPTIMO DÍA

Dios conoció mi insomnio
sonrió como si esperara desde siempre mi necesidad
y dijo
hágase
abrió mis carnes
junto a la costilla
señaló lo más valioso
multiplicó

exhalé agradecida
vi que todo cuanto había hecho
es bueno.

1 comentario:

Maritza dijo...

Maravillosas letras de ambos...
Gracias por el enlace. Voy a ir a conocerla!

Abrazos grandes.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!