20 de mayo de 2013

Recién Muerto





Recién Muerto




Mi cuerpo descansa sobre la pequeña camilla de acero.
Quieto. Va tomando el color del invierno.
Se torna rígido y ausente.
Lo abandona la aurora y el misterio.
Nada se crea.
No hay luz parida por mis ojos.
No hay palabras.
Alguien ha quemado mis cartas.




Este texto conversa con la poeta ecuatoriana Aleyda Quevedo Rojas en:


Fin de mi suerte
Mi útero reposa
en la bandeja de cirugía
se vuelve ceniza
en los basureros hospitalarios
no tengo por qué mantener
compromiso con el misterio
no adivino más la suerte
he quemado el tarot.




La fotografía proviene del perfil facebook de Aleyda Quevedo Rojas.




No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!