8 de mayo de 2013

Tronco de Pobres





La Asamblea estaba expectante.
Se acercó a mí un Maestro
y  me preguntó al oído:
¿Cuánto puedes dar a los pobres?
Pensé en  mis joyas y respondí:
Siete talentos de  lluvia
y la más alta de mis barras de plata.

Ahora.
Cada semana se presenta un hermano
reclamando la voz de mi conciencia
y viene a  mí  aquella Asamblea
mientras apenas salen de mi bolsillo
pequeñas medallas de cobre
pequeñas cenizas de fuego.






La fotografía proviene de regaliasartesanalesvoltaire.blogspot.com

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!