31 de mayo de 2013

Apiao







De esta tarde
rescato el apiao.
Pienso en Rita entre tallos y filtros
derramando su ingenio
sobre un mundo verde
hasta resumir su poema
en mi vaso
hilo por hilo de esa mata
gotas heladas
aroma intenso de la tierra.







La fotografía proviene de Wikipedia.

Sarah



Me llamo Sarah.
Igual que todas las mujeres del mundo.
Sarah engañada y dominante.
Sarah madre  de inocentes.
Sarah como reinas y meretrices.
Niña encerrada en su altillo.
Hebrea deseada por el Faraón.
Espejo de tantas esposas.
Muchacha que riega estos  sueños.






La poeta Sarah Kirsh eligió su seudónimo para recordar siempre que los nazis obligaron a la muchachas judías a llamarse Sarah.

La fotografía proviene de este sitio.

30 de mayo de 2013

Boca



Dale un sobrenombre a mi boca
Llámala por ejemplo: silencio
aurora que toma tu cuerpo
bandera que besa tus sueños






La fotografía del "Beso de Rodin", proviene de este sitio.

29 de mayo de 2013

Clásicos del Esoterismo









Santiago me pide datos sobre el "Esoterismo", etimológicamente "Doctrina Interior"

Difícil contestar, cuando bajo esa etiqueta se almacena historiografía, investigación psicológica, análisis literario, meditación sobre símbolos,  folklore, supersticiones, engaño planificado,  calumnia social,  rumores,  tradición entregada de boca a oído durante siglos.

¿Qué une todas esas visiones?

Diría que al menos una cosa: No conformarse con  el relato oficial sobre algún asunto, no quedarse en la primera lectura y buscar por distintos medios una idea profunda que deja fluir su mensaje desde palabras y símbolos.

En los talleres de San  Juan,  el rito  sugiere  una visión especial sobre Jesús y El Bautista,  como integrantes de una círculo interior, una comunidad iniciática, en que los seres humanos  buscaban realizarse como seres de luz: como dioses.

Intuyo que ello ocurre por una cierta influencia de las tradiciones de Zoroastro y Pitágoras, propias de los "Reyes Magos" y de los  "Terapeutas Egipcios",  al menos en los redactores de los evangelios. Este línea fue redescubierta siglos más tarde a raíz del  renacimiento  pitagórico  expresado en los trabajos de Dante , Giordano Bruno y Leonardo, entre muchos otros.

Un resumen de esa tradición esotérica juanista la encontramos en este poema:

San Juan Bautista

Regresé la voz a mi padre
y fui enviado para ir delante del Señor
entre víboras y lobos
hablando y escuchando confesiones
lavando almas imantadas a la tierra
de estas doce tribus
y de mucha otra gente.

Fui cortando árboles de raíz
abriendo caminos rectos
porque habrá perdón de las faltas
salvación
bautismo por el fuego
sendero universal de la paz.

Es necesario que él crezca y yo disminuya
que guarde mis flautas
mi ropaje hecho de camello
mi ancho cinturón de cuero
mis cucharas de miel silvestre
mis langostas asadas sobre piedras
mi silencio extenso en el desierto
catarsis compartida en el Jordán
bajo higueras que no dan fruto
olivos y palomas espíritu.

La gente me llama Mesías
y él me considera pequeñísimo
en su Alto Reino
no digno de atar sus sandalias
pero más grande que Sócrates
Ciro o el mismo Tiberio.

Yo fui el que comenzó a guardar
los vinos y la harina
Maestro del Círculo Interior
Señor de la Palabra
autor del personaje
dueño del perfume de nardos
lejano asesino de Julieta y Romeo
hacedor de filtros para fingir la muerte
iniciador de José de Arimatea
preceptor de Lázaro
espejo de María Magdalena
mallete en el Taller de la Luz.





El héroe de las mil caras, Joseph Campbell

El hombre y sus símbolos, Carl Gustav Jung

Psicología y Alquimia, Carl Gustav Jung

Dogma y Ritual  de Alta  Magia,  Eliphas Levi

El  Iluminismo Rosacruz, Frances A. Yates

Símbolos Fundamentales de la Ciencia Sagrada, René Guénon

Consideraciones sobre la iniciación, René Guénon

Mito y Realidad, Mircea Eliade

El Mito del Eterno Retorno, Mircea Eliade

Historia del esoterismo y de las ciencias ocultas, Jean-Paul Corsetti

El libro negro de la Francmasonería, Serge Raynaud de la Ferriere

Isis sin Velo, H.P. Blavatsky

Los Magos de la Golden Dawn, Ellic Howe

La Tempestad, William Shakespeare

Iniciación y Poesía, mi propio acercamiento.






En las imágenes, San Juan Bautista, según Bosch y Leonardo.
Ambas fotografías provienen de Wikimedia.

Maman





Piense usted en la araña.
¿Cómo aprendió a tejer su laberinto?
¿Dónde guarda su memoria?
¿Cómo la transmite?

Hubo una en el Palacio de Minos.
La que amó a un hombre sin recuerdos
La que marcó el camino al Minotauro
y despertó sola en la playa
olvidada como  página de un libro.

¿Y si esa Ariadna fuera tu madre?
La guía en 9 meses de noche.
La puerta  de luz.
La Reina que olvidas al izar tus velas.








Louise Bourgeois es la escultora que elevó estas arañas gigantes llamadas "Maman".
La primera fotografía, corresponde a Maman en Bilbao. Proviene de www.wikipedia.org
La segunda, retrata a la araña en Washington. Proviene de este sitio.
La tercera nos muestra a la araña en Hamburgo. Proviene de  www.wikipedia.org
La cuarta, encuentra a nuestra amiga en Ginebra. Proviene de este sitio.

28 de mayo de 2013

Mis almas






Aunque aún no soy viejo, he tenido varias almas.
Una que dejé en el fuego de mis padres.
Varias que perdí entre novias y esposas.
Una profunda que le pertenece a mi pueblo.
Otra serena que respira en los pasos de Isidora.




Este texto conversa con Fina García Marruz en el siguiente fragmento :


Soy vieja ya, he tenido varios rostros,
[...] Cuando alguien me llamaba
yo sabía que veía otro rostro que era mi alma.
Yo tuve otro rostro que es mi alma.
Pero ahora mi vida se hunde en mí como los impenetrables crepúsculos.




Los retratos de Fina García Marruz provienen de este sitio.

27 de mayo de 2013

Zapatos Rojos



En diciembre de mis seis años
calcé por primera vez
unos zapatos rojos.
Desde ellos,
vi al dictador en el patio de mis juegos.
Revista final del  Colegio.
Año 1974.
¿Por qué no lo he olvidado?
Eran botines
con  adornos de acero
que defendían mis pasos
y me hacían irreal en el infierno.

En los noventa,
adquirí mi segundo par en el Soho
cómodos como el viento
y que todavía conservo.
Un gigante negro los llevó a mis manos
 y acarició mis rodillas
mientas probaba los zapatos
sellando con su exceso
el regreso del fuego
a las raíces de mi cuerpo.

Años después.
Supe que por siglos
el  calzado carmesí
fue privilegio de príncipes
que lo usan los héroes del tarot
y marcaron la vida Jodorowsky
cuando  en Tocopilla
un niño murió deslumbrado
al recibirlos como regalo
de su amigo hechicero.

Ahora compraré un tercer par.
Lo vestiré en las fiestas de San Juan
en los grandes círculos de unión
en los días de abrazar a Isidora
en las noches
que camine hacia mi estrella.

Lo haré con conciencia de sus poderes.
Atento a sus efectos sobre mi cielo.
Sobre mi aurora.
Sobre mis sueños.







La reproducción de "Los zapatos rojos", de Deborah Bays, proviene de  este sitio.
Las fotografías de Benedicto XVI con sus zapatos rojos provienen de este sitio.

26 de mayo de 2013

salud pública





No son los volcanes los que nos matan
es la tierra quebrándose en lo profundo
son las arañas que habitan nuestras sombras
el mar arrancando nuestras casas
militares allanado nuestra historia
una dieta torpe
años frente al televisor de la casa
la miseria con rostro de fuego y saqueo







En la imagen, Mural del Auditorio de la Facultad de Medicina en la Universidad Autónoma de México. Proviene de este sitio.

25 de mayo de 2013

Hombre sin pétalos



Por alguna razón, soy  hombre sin pétalos.
Aunque se abre mi cuerpo cuando llega el sol
y me visita de rocío en el verdor de las mañanas
hasta que regresan esas benditas tijeras
y cortan mis estacas para crecer en otros cuerpos
o en la tierra mojada
o en los cuadernos de los niños
o en el aire
cuando me piensas y vuelvo a ti.





En la fotografía, retrato de Louise Bourgeois, obra de Robert Mapplethorpe.

La imagen proviene de este sitio.

24 de mayo de 2013

Hechizo de Primavera




Vengo a dominar la primavera
borrarla con mi mano de Luna
atraparla en mi pequeña esfera
hasta contenerla en mi puño
y dejarla escapar sobre la tierra.





La Primavera de Giuseppe Arcimboldo proviene de Wikimedia.

23 de mayo de 2013

Cariño Malo








Valparaíso.
Hay un conejo atrapado en los panzottis.
¿cómo escapar de este secreto?
Habrá que  rendirse al tomaticán
o pensar en el rojo y el verde
que gritan al interior de los ravioles
amados x  espinacas y betarragas.

Es mediodía y las nueces
exudan su sabor sobre las lenguas
pancetas  avanzan sobre el mote
y murmuran en el fuego
las costillas de un buen cerdo.

El agua piensa entre el limón y los pepinos
bendice  el vino  nuestros labios
Justo Pastor eleva al techo sus voces
sueña con viñas en las quebradas
disfruta el ajiaco
ñoquis al pesto
Rita en el rostro de su Cariño Malo.





Las fotografías provienen del facebook del Restaurant Cariño Malo.
Almirante Montt 58, Segundo Piso.
A Pasos de Plaza Aníbal Pinto.



La estrella de Sarah Kirsch



El bosque se incendia y elevo mi estrella.
Ella cruza entre el signo  y diez soles.
Traspasa la gente y su lenguaje.
Crece sobre  el océano y las tierras altas,
hasta que decido cortar su hilo,
enamorado de su vida en los cielos.


Este texto conversa con   Sarah Kirsch, poeta alemana recientemente fallecida, en:



El resto del hilo

Empinar papalotes. Juego
para grandes llanuras sin árboles ni agua. A cielo abierto
asciende
la estrella de papel, indetenible,
arrebatada hacia la luz, más alto, desde todos los ojos
y más allá, más allá
Nos pertenece el resto del hilo, y haberte conocido.




La fotografía proviene de este sitio.

María González



Le temo a María González.
Se del olisbo que guarda en su cartera
Imagino su peso sobre sillas o almohadones
y  la busco  con mis manos
hasta rozar sus pezones
comprender su cintura
extender sus pasiones
recoger sus violetas.

Me duele tocarla
pero a veces la traspaso
fingiendo un descuido
y salgo de ella más húmedo
hambriento
deslumbrado
buceando en el azul de su fuego.





Este texto conversa con la poeta ecuatoriana  Aleyda Quevedo Rojas en:



El ansia de ser traspasada amorosamente
rompe los sentidos y turba mi noche
Es poco lo que alcanzo rozando la almohada
Hacer caballito en el sillón suave tampoco engaña
y deambulo por los pasillos de la casa
con los senos al aire y el cabello peinado
divina Safo coronada de violetas
dolencia de amor
el “olisbo” del padre Aristófano
finalmente entrará en mí



La fotografía s proviene de este sitio.


22 de mayo de 2013

Remedios Varo sumergió Jerusalén





Remedios ideó
un Chartres líquido.
Sumergió la serpiente.
Quedó  Jersusalén
bajo  mi agua y  tu  cielo.

De  oriente  trajo
sus monjas ciclistas.
Sabias menstruales.
Pequeñas Arañas
sobre círculos de metal.
Fragmentos de luz
explorando la columna
de tu ser invisible.
Venerables hermanas
del Minotauro.

Imagine entonces
33 peldaños
entre Jerusalén y el Padre
entre Brueghel y Dante
entre Nosotros y Yo.












La pintura de Remedios Varo, "Tránsito en Espiral" proviene de este sitio.

21 de mayo de 2013

Policarpa Salavarrieta





«Miserable pueblo, yo os compadezco; ¡algún día tendréis más dignidad!»
Policarpa Salavarrieta durante su ejecución pública en Bogotá.


La Pola
otra muchacha
fusilada por repartir panfletos
escribir su luz sobre papeles
amar su dignidad
más que a su vida
hablar muy despacio
entre filas enemigas.

Poco importan
sus 21 años
sus dotes como Maestra de niños
aventajada patriota
mujer asesinada el primer día
primavera de 1817.




El retrato de Policarpa Salavarrieta, es obra de José María de Espinoza.
Proviene de Wikipedia.

20 de mayo de 2013

Recién Muerto





Recién Muerto




Mi cuerpo descansa sobre la pequeña camilla de acero.
Quieto. Va tomando el color del invierno.
Se torna rígido y ausente.
Lo abandona la aurora y el misterio.
Nada se crea.
No hay luz parida por mis ojos.
No hay palabras.
Alguien ha quemado mis cartas.




Este texto conversa con la poeta ecuatoriana Aleyda Quevedo Rojas en:


Fin de mi suerte
Mi útero reposa
en la bandeja de cirugía
se vuelve ceniza
en los basureros hospitalarios
no tengo por qué mantener
compromiso con el misterio
no adivino más la suerte
he quemado el tarot.




La fotografía proviene del perfil facebook de Aleyda Quevedo Rojas.




19 de mayo de 2013




La palabra NO
es una serpiente que abre su boca
por allí escapamos del Siglo XX
y nos encerramos en sus artículos de hierro
su parlamento termal
Anaconda devorando  nuestra aurora.

18 de mayo de 2013

Madre




¿Quién soy?
Tal vez mi madre pueda saberlo.
¿Cómo me pensaba al mirar las estrellas?
¿Por qué  fue mi oscuridad y mi luz?
La primera música
Mi universo
La verdad escrita en mi cuerpo.

Alicia, Alicia, Alicia.
Tu nombre silba como el aire.
Viaja en el poder  de mis ojos.
Eleva la sonrisa de Isidora.
Alumbra  la pena y el abismo.

Y  tú sabes que existes en mí.
Abres conmigo  la ventana de septiembre.
Imaginas los aromas que persigo.
Tejes mi bandera  de sueños.




Para mi madre, nacida un 18 de mayo.



En la imagen "Madre y niño", fragmento de "Las tres edades de la mujer", friso de Gustav Klimt.

Proviene de este sitio.

17 de mayo de 2013

Stella Díaz Varín






Como típica giganta,
Stella guarda la mirada
de quienes se aprontan a morir,
hila los recuerdos de sus madres,
memoriza otoños,
encierra sus inviernos
en altas maletas de acero.

Toma su nombre de víbora
y lo divide en soles de sangre
seres alimentados de esperanto
agua transformada en catedrales
grandes estómagos de piedra
elfos enamorados de su pena.

Viaja en signos y papeles
elige hogueras de plata
conduce el poema de la noche
habla en el afán de sus cigarros
en cometas
vihuelas
venerables hojas
de aquel horizonte perdido.





Este texto conversa con Stella Díaz Varín en:





BREVE HISTORIA DE MI VIDA


Comando soldados.
Y les he dicho acerca del peligro
de esconder las armas
bajo las ojeras.
Ellos no están de acuerdo.
Y como están todo el tiempo discutiendo
siempre traen perdida la batalla.


Uno ya no puede valerse de nadie.
Yo no puedo estar en todo;
para eso pago cada gota de sangre
que se derrama en el infierno.


En el invierno, debo dedicarme
a oxidar uno que otro sepulcro.
Y en primavera, construyo diques
destinados a los naufragios.


Así es, en fin...
Las cuatro estaciones del año
no me contemplan, sino trabajando.


Enhebro agujas
para que las viudas jóvenes
cierren los ojos de sus maridos,
y desperdicio minutos, atisbando
a la entrada de una flor de espliego
de una simple abeja,
para separarla en dos,
y verla desplazarse:
la cabeza hacia el sur
y el abdomen hacia la cordillera.


Así es
como el día de Pascua de Resurrección
me encuentra fatigada,
y sin la sombra habitual
que nos hace tan humanos
al decir de la gente.







La fotografía proviene de este sitio.


16 de mayo de 2013

Adenovirus





Dilúyete  adenovirus.
Regresa al aire.
Abandona  los latidos de mi hija.
Alójate por ejemplo  en  este texto.
Aquí entre abismo y palabra.
En la sombra infinita de un  chasquido.

Ven
Deja de asomar y  esconderte.
Se  hombrecito  y levántate.
Pelea en el plano de lo invisible.
Aquí en la arboleda del texto.
En territorio de signos.
En el círculo asombroso del sol.



El texto proviene de este sitio.

15 de mayo de 2013

Isidora a sus cinco años



Isidora abruma con su ternura.
Conversa.
Regala cariño con sus ojos grandes.
Abre y cierra los abrazos.
Usa cintillos.
Exige lo uno y lo otro.
Conversa.
Habla.
Comunica con su rostro.
Pide  cosquillas
Lava sus dientes
Reclama
Usa sus manitos para hablar.

14 de mayo de 2013

Pertenencia






Soy la niña que tú no visitas en el hospital
la que no vas a  buscar a la escuela
aquella  que no abrigas con tu mirada
aquella que no existe en tu poesía.

Soy la que te es ajena
la que juega sin tu alegría
aquella que vive en invierno
aquella que crece sin ti.



La fotografía proviene de www.theclinic.cl

El tiempo es un prólogo



El tiempo es un prólogo/Optimista el poeta/
Lástima que el libro esté patas arriba.

13 de mayo de 2013

Oscuridad






¿Has viajado sobre la palabra oscuridad?
Yo lo hice.
Crucé  su pequeño alfabeto
y abrí  la puerta del hombre.

¿Existe la plena oscuridad?
o siempre resplandecen los astros
grita la aurora
nos  guía el oído
se suspende la muerte.





La imagen proviene de este sitio.

11 de mayo de 2013

Cáncer



Hay un sol negro creciendo en mi cuerpo
atrapando las vísceras
el hígado
la garganta
el ir y venir de los pulmones.

Estrella química y nerviosa
hambrienta de sangre
devoradora de años
ángel furioso de la muerte.

Él existe y apura la vida
la hace urgente
libre
elevada a las cumbres
entregada a otros sueños.




La fotografía proviene de este sitio.

10 de mayo de 2013

Pudridero




Durazno
Ser tomado x la mirada
Sol dulce de los  huertos
Ente de respiración profunda
Idea que transita entre los cuerpos
Hasta acabarse
Unirse a una carretilla de podredumbre
Reducido a textos
Memoria hilvanada a la tierra

¿Lo escuchas nacer desde las flores?

Es Dios pudriéndose en mi bosque
Encadenado a un Aula Muda
Signo entre el agua y la copa
Eduardo retirado a su espejo



Este texto conversa con Eduardo Anguita en Venus en el Pudridero.
El libro está digitalizado por Memoria Chilena.
Puede leerse aquí.

9 de mayo de 2013

Clepsidra




Hay una clepsidra instalada en mis sueños.
En su interior crecen árboles.
Vuelve el oro a nacer desde el aire.
Cruza la memoria como un río profundo.
Existen allí  mujeres que vuelan.
Aquellas que en mí perduran.
Las que siembran su mirada en mis poemas.





La fotografía de Alberto Peral proviene de  www.viajandocon.es y tiene por objeto la Clepsidera de La Villette en Paris.

8 de mayo de 2013

Tronco de Pobres





La Asamblea estaba expectante.
Se acercó a mí un Maestro
y  me preguntó al oído:
¿Cuánto puedes dar a los pobres?
Pensé en  mis joyas y respondí:
Siete talentos de  lluvia
y la más alta de mis barras de plata.

Ahora.
Cada semana se presenta un hermano
reclamando la voz de mi conciencia
y viene a  mí  aquella Asamblea
mientras apenas salen de mi bolsillo
pequeñas medallas de cobre
pequeñas cenizas de fuego.






La fotografía proviene de regaliasartesanalesvoltaire.blogspot.com

7 de mayo de 2013

Edgardo Enríquez Frödden







Me niego a odiar.
Elevé una ciudad de luz
y no la ahogaré en el fuego.

En sus grandes plazas.
Con humilde orgullo
recibiré  a mis hijos perdidos.
Seremos agua y canto.
Uno en la rosa que vuelve.
Uno en el día sin tiempo.

Aprenderé de ellos.
Alzaremos el cuerpo de la aurora.
Naceremos desde el aire.
Seremos raíz de primavera.








Don Edgardo, a falta de su  Venerable Maestro, solicitó la presencia de un sacerdote católico en Isla Dawson para que le ayudara a no odiar.

Leyendo los testimonios de Edgardo Enríquez  y de Alberto Bachelet, y conversando con Gabriel Zamora, descubrí sus esfuerzos por no odiar,  no permitir que destrocen su paz y la serenidad de sus conciencias.


La fotografía proviene de www.udec.cl

Hay algo sexual en la lluvia



Hay algo sexual en la lluvia
algo que invade los cuerpos
los llena de cielo
demora la muerte





La imagen proviene de este sitio.

6 de mayo de 2013

Resurección de la rosa




En el horizonte la rosa está enferma.
Los centauros lamen sus pétalos y no despierta.
El invierno la divide entre sus vientos.
Sus estacas conservan el secreto.




La imagen proviene de este sitio.

5 de mayo de 2013

Casa de las Flores en Madrid







En Madrid recordé tu casa de flores
El mundo antes del invierno
La primavera hablando en los balcones
Federico empujando la aurora
España Oscura y España Nueva
Nuestra alta estrella en tu techo
La muerte llorando en su cuna
Dos rayos sobre la misma tierra.



La fotografía proviene del blog "Cosas que nunca te dije"

Caen






Los días caen y caen
y van perdiendo peso en su caída
hasta que se hacen ligeros como el olvido
y apenas muestran su máscara en los cines
en los viejos cuadernos de los niños
en los números que adornan nuestros nichos.


Este texto conversa con Gonzalo Rojas en:


¿A qué mentirnos?
Vivimos, gran Quevedo, vivimos tiempo que ni se detiene, ni
tropieza, ni vuelve.

¿A qué mentirnos con la llama del perfume, con la noche moderna
de los cinematógrafos, antesalas terrestres del sepulcro?
Pongamos desde hoy el instrumento en nuestras manos.
Abramos con paciencia nuestro nido para que nadie nos arroje por lástima al reposo.
Cavemos cada tarde el agujero después de haber ganado nuestro pan.

Que en esa tierra hay hueco para todos: los pobres y los ricos.
Porque en la tierra hay un regalo para todos:
los débiles, los fuertes, las madres, las rameras.
Caen de bruces. Caen de cabeza o sentados.
Por donde más les pesa su persona, todos caen y caen.
Aunque el cajón sea lustroso o de cristal. Aunque las tablas
sin cepillar parezcan una cáscara rota con la semilla reventada.

Todos caen y caen, y van perdiendo el bulto en su caída,
¡hasta que son la tierra milenaria y primorosa!




La fotografía proviene de este sitio.


4 de mayo de 2013

Levantar Columnas





Años cincuenta.
Victorio Pescio.
Errázuriz esquina Freire.
Estudiantes y obreros
construyendo su edificio.
Andamios.
Columnas de Chile.
Nave de Luces e Ideas.

Reinaldo Narváez entre ellos.
Orgulloso de sus pichangas con Braulio Musso.
El poder de su fragua. (24)
La amplitud de su cielo.
La honradez de su  trueno.

Reinaldo sonriendo  a sus veinte años.
Antes  del aguacero persistente.
Vida  clandestina.
Puertas cerradas.
Templos caídos.
Dignidad como refugio en la tierra.




Entrevisté a don Reinando  Narváez y  recordó que a iniciativa de don Victorio Pescio, los  estudiantes fueron contratados como constructores del actual  edificio de  la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile, sede Valparaíso.

3 de mayo de 2013

Jorge Peña Hen







¿Ama usted a su hijo?.
Yo lo hice.
Visité con él los dominios de la música.
Le mostré el valor de las cuerdas.
El tiempo.
Los espíritus que habitan el silencio.

Orgulloso y alegre:
Le confié mi asombro.
Le enseñé la estatura de lo justo.
Lo hice digno de sus sueños.
Libre como genio del aire.
Arquitecto del sonido.
Elevado como la palabra "Maestro"

Y mi hijo triunfó.
No se conformó con ser justo
y fue más allá de su estrella.
Se hizo armonía y abrazo.
Creó escuelas y orquestas.
Forjó el futuro de los niños.
Unió la vida y la belleza.

Yo amé a mi hijo.
El me dio luz y alegría.
Pero decenas de balas apagaron su aurora.
A cuchillo lo remataron los soldados
y avergonzados escondieron su cuerpo.

Yo amé a mi hijo.
Tal vez ello lo acercó a la muerte.










Poema inspirado en la vida de Jorge Peña Hen, y la de su padre, Tomás Peña Fernández.





La fotografía proviene de este sitio.


2 de mayo de 2013

Mis manos

Mis manos sobre la tierra mojada,
girando entre lechugas y cebollas,
buscando la raíz del  chocolate,
elevando el poder de tus pezones,
extasiadas en tu húmedo silencio.

Acalorada



38 grados
marcan el poder de su humedad
la tensión líquida en su centro
sus ganas de  atrapar mis sueños
mi fuerza
su incontenible deseo
mi placer atravesando su cuerpo.



Este poema conversa con óleo de Bill Lougos.

La fotografía proviene de la página del pintor.

Alberto Bachelet Martínez
















Son sólo unos meses
y han transcurrido
mil o diez mil  años.
Yo nunca supe odiar a nadie.
Pero compañeros de armas
y  alumnos
me llamaron traidor
devoraron  mi cielo
agrietaron mi cuerpo.

Mi  esposa  ha llamado en vano
a la puerta de occidente.
El templo de arquitectura
está destruido.
La palabra se ha perdido.
Mis manos que levantaron a tantos
ahora enfrentan el silencio.

Todas las voces están siendo violadas
y yo escribo al interior de mis camisas
buscando a mi esposa y mis hijos
buscando conservar su alegría
sus colores
su consuelo.

Mi cuerpo no resiste otros golpes
pero crezco en el amor de los míos
vuelo sobre la aurora
existo en mis nietos
el pensamiento
la luz que fecunda nuestros sueños.






Poema construido en base a las cartas Alberto Bachelet durante su prisión y a la artesanía que desarrolló durante su encierro.

La imágenes provienen de la Revista Austral de Ciencias Sociales.

1 de mayo de 2013

Héctor García García




Buin, 13 de agosto de 1974.

Noche.
Alerta queridos hermanos.
Avance Victoria.
Ocurre en  la columna del norte.
La casa de nuestro Venerable Maestro ha sido allanada.
Civiles y Policías lo interrogan en pijamas.
Indefenso. Junto al terror de su familia.

Mediodía.
Alarma obreros de paz.
La columna del sur ha sido atacada.
En su lugar de trabajo nuestro Maestro ha sido arrestado.
En cadenas fue conducido al Cerro Chena.
Militares  roban las uñas de sus dedos.
Lo golpean. Se ensañan con su cuerpo.

Medianoche en el Oriente.
Hermanos la cadena está rota.
Nuestro Maestro ha sido fusilado
en compañía del obrero Jaime Lamich.
Balas han destrozado su corazón y su cráneo.
36 años después: los autores del crimen han sido amnistiados.

Amanece. Estrella sobre el horizonte.
Se desvanecen las sombras y  se  divisa la  acacia.
Hay  fuego que nunca se extingue.
Allí  abrazamos a Héctor.
Los hacemos presente como obrero y estudiante.
Como padre, médico y amigo.
Dulce esposo. Voluntario contra el dolor y la tristeza.
Regidor de su ciudad.
Recordado Maestro.








La fotografía del Dr. Héctor García fue entregada por su hija a www.memoriaviva.cl




Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!