6 de marzo de 2014

Cortesía entre géneros: El Colegio.















Las madres del Colegio
organizan  eventos escolares
pequeñas excursiones
jornadas de títeres
galletas y abrazos para la maestra.

Con la inercia del género
van enhebrando complicidades
hermanando un círculo
compartiendo suertes.

Y los padres van quedando ajenos
exluidos de pasteles y telares
ausentes  de pequeñas
y profundas noticias
Odiseos muy distantes
al  hogar y  la infancia.



Mi esposa y nuestra amiga Marcela Rivas,  han notado que muchas  madres del colegio en  que somos apoderados, tienden a excluir a los padres de las tareas de colaboración, como preparar un paseo o los pasteles de una festividad escolar.

Es la expresión viva de una tradición patriarcal que fija un reino femenino en el ámbito del hogar y el cuidado de los niños.

Es algo poderoso y ancestral, pero es también, algo que debemos matizar, porque los varones también podemos participar en la cocina, en la decoración de la casa, en el cuidado de los niños, y si los excluimos, ciertamente los estamos discriminando.

La poesía épica de Homero da cuenta del origen de esa cultura patriarcal y de división de roles, expresándola al máximo con Ulises en sus aventuras y Penélope cuidando el hogar y compartiendo con las mujeres de la casa.

La idea es que cada ser humano pueda desarrollarse en todas las esferas, para que existan mujeres que deslumbren con su audacia, su ingenio y capacidad de trabajo  y varones que crezcan espiritualmente  y disfruten gracias al hogar y los niños.

Vivimos un tiempo en que las mujeres son pilotos de combate, grandes médicos, presidentas o destacadas intelectuales. También debe ser un tiempo en que los padres disfruten peinando a sus hijos, preparando galletas, participando en el telar al modo de Penélope y Ariadna.


La fotografía proviene de este sitio.



No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!