16 de marzo de 2014

Sergio Vuskovic Rojo





Sergio Vuskovic camina despacio
Es comprensible
pues va empujando el mundo
no a la diestra de poderosos
sino que hacia otra esperanza
lugar de libres e iguales
ideas de Montagne
Eduardo de la Barra
Próspero a  la deriva entre mares.

Desde su altura
da testimonio de su siglo
cierra los ojos para escuchar a Pablo
discutir con Salvador
jugar ajedrez en Isla Dawson
Ritoque
Moscú - La Toscana

Avergonzada
la Nave Esmeralda
esconde sus cándidas velas
ante sus ojos.
Reduce su andar sobre el tiempo.
Se torna invisible en el agua.

Apenas cabe este gigante en la ciudad.
Casi no necesita hablar.
Sólo sonríe y avanza.

--------------------------



Nota al margen

Nuestra  utopía cabe
en una singular conciencia
basta con unirse al mundo
abrazar sin límites
ser en el otro
amar al otro en su alto ser.






El dibujo de Miguel Lawner  lo conocí hace algunas semanas en la Ex Cárcel.
Allí observé a don Sergio, compartiendo estudios con otros prisioneros del Campo de Concentración de Ritoque  en abril de 1975.
Hace pocos días lo abracé y me di cuenta que faltaba este poema y esta nota al margen.
En ese otoño, él tenía la misma edad que ahora yo  estoy viviendo.

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!