26 de marzo de 2014

Pamela




Placilla, noche, la carretera.
Pamela entre luces y frío.
Sus hijos en otro camino.
Hacia el mar:
la ciudad y la aurora.

En su interior: El laberinto.
El Minotauro y sus hermanos.
Maridos, amantes, los padres.

Pronto el sol desnudará la ciudad
y las plazas y las calles
serán sólo de ella
al igual que  bocinas de barcos
y los grandes momentos del día
que van quedando adheridos
a nuestros cuerpos.

Tendrás para tí el  resplandor
las miradas,  el silencio
altas y coloridas banderas
de veleros
que nunca regresarán al puerto.



La fotografía proviene de www.emol.com

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!