23 de julio de 2017

Hay otra libertad


El hombre ama sus autos.
Esa libertad  alcanza a pagar.
Son saldos del antiguo fuego.
YouTube.
Muerte a  Prometeo el titán.

Gonzalo:
Simónides daría un brazo por viajar  en citrola.
Leonardo da Vinci vive en  el aeropuerto de Roma.
Euclides diseña Ferraris.
Beethoven monta una Yamaha.

Imagina su Pastoral en moto.
Siente el  ritmo que tendrían los vientos.
El arroyo y su nuevo espíritu.
Expresivo silencio de aves.
Esclavos templados por su sinfonía.
Furtwängler invisible en los discos.

¿Por qué regresas sobre la guerra?
Las hermanas de Sigmund  han sido asesinadas.
30.000 han muerto en  Hamburgo.
100.000 son cenizas en Tokio.
Stalin ordena avanzar.
Messiaen continua prisionero.
Los cruzados incendian Jerusalem.
La montaña ha perdido su sangre.
Wagner bombardea Vietnam.

El hombre ama sus autos.
¿Por qué no habría de hacerlo?
Hay robots uniendo sus partes.
Energía desplazando el acero.
Satélites conectados a su brío.
Cervantes in the screen.
La tierra aguarda su asalto.

¿ Y de qué libertad hablábamos?
El derecho a matarnos a cien por hora.
Volver al bordoneo.
Saltar de Itaca  a Davos.
Comprar helados en Combray.
Desafiar  a Comte.
Manchar este "papel" con gotas de luz.

Es cierto Gonzalo: quieres hablar de otra libertad.
Aquella de ser  fiel a tu hambre.
Abrazar lo querido.
Conversar con el viento.
Dejar al cielo en tu rostro.
Sentir que haces lo correcto.

Uf, demasiado lío partir con luz verde.




No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!