22 de julio de 2017

Hijos

Balthus, La fruta dorada



Los hijos hacen brotar alegrías.
Nos eleva cruzar la noche vigilando su fiebre.
Crecemos al caminar con ellos.
Ensayar aritmética.
Comentar libros.
Llevar su conciencia a los museos.

A veces llegan y nos colman de abrazos.
Dicen: papá te necesito.
Me gusta estar contigo.
¿Tenemos un plan para mañana?
¿Puedes hacerme jugo de naranjas?

Es tarde y los niños cantan.
Buscan el sabor de la miel.
Imaginan su reino en el futuro.
Ciudades plagadas de columpios.
Espíritus en ronda por las plazas.

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!