23 de abril de 2020

Calle 9

















La calle comienza en una parra que sostiene el cielo,
mientras la quebrada va dejando atrás  el siglo
y los  bungalows de  los pequeños burgueses
para adentrarse en el mundo de las flores,
nísperos, abejorros, nenúfares,
impecables ciruelas, azucarados damascos,
jaurías de perros, machos cabríos, cerdos gigantes,
pequeños puentes sobre el agua que aflora,
selva tupida y  profundamente  verde.

En pocas cuadras, el ejecutivo bancario
es reemplazado por el especialista en focos,
la costurera, el pequeño almacén, el dipsómano,
el cuidador de cabras  y el vendedor de drogas.

Los barrancos son atacados por múltiples escalas,
algunas  forjadas en húmedas piedras,
otras zigzagueando en jardineras
o apenas dibujadas sobre el suelo.

Cada casa tiene ocasión de amar el agua,
buscar refugio en las grietas del cerro,
escuchar al invierno en su camino al océano,
observar los barcos llenando las ventanas,
los feroces aguiluchos que gobiernan  el cielo,
la llamada del afilador de cuchillos,
el mensaje fecundo de la higuera.







La Calle Nueve , nace de Diego Portales en el centro del Barrio de Recreo y trepa por una quebrada hasta convertirse en arroyo y bosque.

Ayer la recorrimos con Isidora en busca de muros donde pintar nuestros sueños.

Las fotografías nacieron de mis propios ojos.

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!