12 de junio de 2010

El deseo




El deseo se detiene ante el espejo

y pone sus rodillas

sobre cojines amarillos

honesto lúcido limpio

brusco sudoroso

extrañamente refinado

democrático devastador

insistente húmedo

próximo al amor

brevemente humano






En la imagen, "mujer desnuda sobre cojines amarillos", de Boldini.

1 comentario:

Isabel González dijo...

Curiosa forma de describir la escena a traves del deseo en abstracto para ir materializándose a través de las palabras, sugiriendo el zénit de placer humano y concreto. Muy bueno.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!