18 de junio de 2010

toros en el laberinto




Isidora tenía frío

y hubo que prestarle

todo el calor de sus padres

abrigarla en medio del viento

que golpeaba ventanas

haciendo temer por los barcos

y los hombres

que duermen en las plazas


Nuestra águila

se cobijó en un árbol frondoso

esperando los primeros ángeles

el árbol azul

extendió sus brazos

con mayor brío

nuestra hada

extendió sus oraciones

a todos los huérfanos del mundo


¡Que días tan oscuros!

que lucha en los cielos

tendremos que abrir

la puerta del invierno

encender una chimenea ideal

llamar a Gaby

soltar los toros

que viven en el laberinto

No hay comentarios.:

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!