16 de junio de 2010

Martín Vargas va al mundial





Comienza el día con sus feronomas

pizarras y bocinazos

aún está oscuro y Martín Vargas

abre su pequeño puesto de diarios

en la Alameda Salvador Allende

cerca de la “Unión Chica”

y de la calle Bandera


Lleva un pequeño televisor

en blanco y negro

listo para ver al equipo

del barrio

en la pelotera

de todos los colores

frente a Honduras


Ve las entrevistas a los hinchas

y comienza a llorar

busca en el cielo

los primeros rayos de luz

toma te a grandes sorbos

y recuerda el sonido de los golpes

sobre el ring

las campanas

los gritos de la gente

en la calle San Diego

en Osorno

en Ciudad de México


Su mente se transporta

y piensa que podría

haberse levantado del suelo

horadando el alma de los pueblos

haciendo que ciudades

y calles lleven su nombre

imponiendo su Rehue

exprimiendo el tiempo

pegándole a Yoko Gushiken

a Betulio González

a Miguel Canto

1 comentario:

esteban lob dijo...

...pero no pudo ser, por eso Martín sueña con que los futbolistas de Bielsa lo reivindiquen.

Un abrazo.

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!