12 de diciembre de 2013

Maña y Pataleta

















Maña y Pataleta
Han tomado el control de mi  niña
Hacen más oscuros sus ojos
Más duro su cuerpo
Más enervante su llanto
Más elevada su rabia.

Pero  este hondo cariño
todo lo vence
Poseo abrazo de padre
Oídos de papá
Caricias de papá
Así expulso  a Maña y Pataleta
Las disuelvo como pelusas en el  aire
rebeldes retazos de la noche.

Todo ello  con tiempo
serena paciencia
dedicación
firmeza
amor por el enfado
y la rabieta.

Hecho el trabajo,
apenas queda rastro de aquellos males:
El orgullo. La vergüenza. La arrogancia.
Amor propio  que rechaza dar disculpas.
Reconocer faltas
Perdonar afrentas.



El próximo miércoles Isidora egresará de la Educación Parvularia. 
Gracias a las charlas del Colegio, aprendí como contener sus rabietas,  de manera humana y amorosa.
Ayer tuve el examen final.


La fotografía proviene de este sitio.

1 comentario:

Amando García Nuño dijo...

Tú aprendiste a contenerlas, y la vida le enseñará a mantenerlas, de manera violenta y humillante. Así debe ser, supongo.
Abrazos, siempre

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!