27 de abril de 2005

ausencia

Ella no llegó. Sólo mi corbata era azul.

3 comentarios:

: : segmento dijo...

El silencio también es azul... y las lágrimas y la propia alegría...
Aguardo boreal... cómplice... manifiesto...

Elisa de Cremona dijo...

ayyy.. ellas siempre faltan... la pretención femenina nos juega malas pasadas..
pero la ausencia sublima los recuerdos y los amores... mientras no nos explote el lama.. está bien.. o no?
un beso

Elisa de Cremona dijo...

mmhh.. te he agregado a mis lecturas...

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!