16 de abril de 2005

la maestría que busco

Un talento frecuente en el género femenino consiste seducir a su capricho, conquistando sin problemas, a cualquier ser de pantalones que les despierte interés.

La virtud de que me precio, en cambio, ocurre después de la seducción y tiene los matices más dulces y relucientes de la humanidad.

Consiste en hacer feliz a la mujer amada, aprender el momento y la duración de las caricias, disfrutar de las velas, los abrazos, la música, la champaña, los chocolates.

El arte de hacer el amor es la disciplina en que busco la maestría, la excelencia, el honor.
Publicar un comentario

Seguir por Emilio

años y años de blog!!!!